Actualmente, Jensen se enorgullece de considerarse la marca líder en Europa de camas y colchones. Nuestra historia se remonta al 14 de febrero de 1947, cuando una ola de optimismo llegó a Noruega tras la 2ª Guerra Mundial. Un optimismo que también caracterizaba a la familia Jensen.

En un momento en que el acceso a los materiales era limitado, había que aprovechar aquello que estaba al alcance. Los primeros colchones Jensen se fabricaron con crin de caballo y algodón. Obviamente, las cosas han cambiado mucho desde entonces, pero perdura lo más importante – nuestra lucha constante por lograr el mejor descanso al dormir.

Protegemos nuestras raíces y seguimos fabricando nuestras camas en la bonita localidad de Svelvik, en el condado de Vestfold. El hecho de que nuestras camas estén «Hechas en Noruega» es testimonio de que nuestros productos cumplen con los más altos niveles de calidad, representando al mismo tiempo lo mejor del diseño escandinavo. Combinando materiales inspirados en la naturaleza y tejidos con formas atemporales, creamos productos con un magnífico confort para dormir y con un aspecto muy bonito.

Gracias a nuestra historia, nuestro legado y los conocimientos adquiridos, Jensen cuenta con una habilidad única, y por eso podemos decir que la comodidad de una cama Jensen es realmente extraordinaria.